Skip to content Skip to footer

Madre, no dejes que me separe nunca de ti. Dame
el amor con que quieres que ame a tu Hijo. Gracias, Madre, por tantos cuidados, perdóname por las veces que no soy una buena hija y ayúdame… ¡Enséñame, Madre! Mira cómo soy y hazme como tú quieres que sea. Te quiero.