Skip to content Skip to footer

Madre querida: hoy me siento triste, todos los días me levanto con el propósito de hacer bien las cosas y la verdad, a veces es muy duro ya que te ponen difíciles las cosas. A veces pienso que tanto esfuerzo merece la pena, pero no siempre puedes caer y volverte a levantar, creo que de vez en cuando necesito que me digan que está bien lo que hago. Bueno, no tengo derecho a quejarme, lo sé, perdóname, y gracias por toda tu ayuda, cuida de mi familia.