Skip to content Skip to footer

Madre querida: aquí estoy para pedirte que me ayudes, no quiero equivocarme en la decisión que tú ya sabes, no quiero precipitarme pues creo que será para toda la vida, y no sé si estoy preparada, pero la verdad es que quiero decir sí. Gracias, Madre. Cuida de mi familia.