Skip to content Skip to footer

Madre mía, Santa María, te ruego que en esta celebración de la Pasión y Pascua de Nuestro Señor, intercedas ante tu Hijo, para que tengan una conversión y Su perdón, todos aquellos que le han hecho tanto daño a nuestra Iglesia chilena y a sus sacerdotes. Te insisto con humildad por la protección de ellos con tu manto y les des la fe y fortaleza que necesitan en el sufrimiento. Estoy en las Manos de nuestro Padre Celestial, amando Su Santa Voluntad. Que esta Pascua de Resurrección renazca una Iglesia Espiritual y Evangelizadora en mi país.