Skip to content Skip to footer

Madre, te doy gracias por todo, y ahora desde la distancia te pido una vez más por Darío, que cada día demuestra estar peor pero no se deja ayudar. Tú como Madre nuestra cuidalo mucho y no dejes que nada le ocurra. Gracias.