Skip to content Skip to footer

Madre mía, no me canso de pedirte para que todas las autoridades de mi país vivan el Evangelio y que exista el verdadero amor entre hermanos. Persevero en mi ofrenda al Padre por quienes Tú sabes, y te ruego una santa conversión en esta Cuaresma, para los que tanto daño han hecho. Se que con Fe y Esperanza y mucha Oración todo se alcanza. Confío en que intercedas ante Tu Hijo por esta intención.