Skip to content Skip to footer

Madre Santísima: vengo hasta tus pies a pedirte perdón por todas las ofensas hechas a tu Hijo Amadísimo (al no respetar a mi mamá). Enséñame a amarla y procurarla en todo momento, ayúdame, Madre mía. Gracias por tu escucha, en ti creo, en ti espero y te amo. Intercede con tu Hijo para que en enero encuentre un buen trabajo.