Skip to content Skip to footer

Madre, hace 8 años te hacíamos una promesa: sin nada a cambio, sólo por gratitud. Hoy no podemos más que darte las gracias y pedir por nuestra pequeña Covadonga de los Ángeles, para que siempre la guardes bajo tu manto de Madre protectora. Gracias.