Skip to content Skip to footer

Brinco de Dios, de nuestra muerte vida, pues vos fuisteis el meollo conveniente, que redujo a pacífica concordia de Dios y el hombre la inmortal discordia.