Skip to content Skip to footer

Dulce Madre, te encomiendo la salud de mi marido, que no haya nuevas recaídas, y que pueda seguir trabajando con alegría, curando y ayudando a tus enfermos. Madre, te pido una protección especial para nuestras familias en todas sus necesidades. Te quiero mucho y gracias por todo.