Skip to content Skip to footer

Madre mía: Rocío está muy grave, apenas tiene 3 meses. Tú sabes lo que es el sufrimiento de una madre; hoy me atrevo a mucho y te pido que la cures; si no lo haces sé que será que esta enfermedad nos tiene que hacer a todos mejores y acercarnos más a Dios. En tus brazos pongo a todos y te pido fortaleza, serenidad y alegría para llevar todo este dolor. Gracias desde ya, sé que lo que hagas será lo mejor. Si Rocío se cura estaremos allí todos para darte las gracias.