Skip to content Skip to footer

Madre nuestra, la de todos, te ruego que resuelvas los problemas físicos, económicos y de entrega de A.; las estrecheces sobrevenidas de Catalina y su hijo Ramón, que entiendan que todo es para bien; por la paz familiar de los hijos. Y que sepamos ayudar con solvencia y discreción. Gracias y un beso.