Skip to content Skip to footer

Madre mía: siempre te he encomendado a mis 4 hijos, y sobre todo a mi hijo mayor, a través de San Josemaría, y todo lo que te pedía a través de él me lo concediste. Te ruego que le ayudes ahora en su enfermedad y que el trabajo que está tan ilusionado esperando le salga, te lo pido con gran fervor y con todo mi ccariño.