Skip to content Skip to footer

Saludos, Madre, desde tan lejos. Hoy vengo a pedir, siempre vengo a pedir… por mis cinco colaboradores en el trabajo: es difícil arrancar este proyecto sin dinero pero es un campo en el que nos tenemos que meter; sin tu ayuda no podemos. Las reunioncitas de hoy son muy importantes, ¡con fe y filial confianza las pongo bajo tu amparo! Gracias porque estoy convencida de que me escuchas con solicitud maternal.