Skip to content Skip to footer

Madre, me dirijo a Ti para que, por favor, me ayudes con lo de mi hijo y con el problema económico tan gordo que tenemos desde hace 20 años y que se ha agravado con la crisis. No nos dejes, Madre y como en Caná, haz que tu hijo haga un milagro. Confío en Ti y espero rezando y con fe. Te quiero mucho.