Skip to content Skip to footer

Madre mía, ayúdame a sentirme más cerca de tu Hijo. Que siga siempre la voluntad de tu Hijo, solo te pido que me des las gracias y fuerzas que necesito para seguirle. Que vea ya la luz, Madre mía, no me dejes nunca. Te quiero.