Skip to content Skip to footer

Queridísima Madre: aquí estoy de nuevo, junto a ti; te pido que podamos ir a verte, confesar y comulgar. Pongo en tus manos este deseo y acuérdate de esta familia. Hasta pronto, Madre.