Skip to content Skip to footer

Oh Virgencita, te pongo a mis hijos, mi marido y toda mi familia bajo tu amparo. Tu conoces cuáles son mis preocupaciones, por eso te pido que intercedas y ayudes a mi hija a elegir bien y no equivocarse. Por favor, hazle ver qué es lo mejor. Gracias por todas los favores concedidos.