Skip to content Skip to footer

Se me olvidaba, je, je… Por el Papa, por la Iglesia, por los sacerdotes, especialmente por el Padre Javier Echevarría y sus intenciones, por el Opus Dei, las benditas almas del purgatorio, por los jóvenes, las parejas jóvenes, por mis padres, mis hermanos y mis compañeros, por la paz del mundo, la salud de los enfermos y la conversión de los pecadores.
Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida dulzura y esperanza nuestra…