Skip to content Skip to footer

Virgen santa, te pido una vez más que ayudes a mi hija a que no le pase nada malo y al mismo tiempo agradecerte la salud que le has concedido, gracias. Te lo pedí cuando vinimos todos a visitarte y nos lo has concedido.