Skip to content Skip to footer

¡Madre mía, muchísimas gracias por todo lo que nos has ayudado¡ Por haberme sacado adelante contra todo pronóstico. La promesa de ir a agradecértelo está vigente ¡en cuanto podamos! Mi hijo ya fue ¡qué le dirías! Ahora te pido que no sea nada lo de mi hija, con mucha fuerza te lo pido y que cuides al resto de la familia. Gracias por tu protección maternal, siempre nos llevas de tu mano.