Skip to content Skip to footer

Madre mía, te doy gracias por todo, ya sea bueno o malo, porque siempre es la Santa Voluntad de Nuestro Padre Dios. Te pido por la salud de mi hijo y por mi Parroquia y por su Párroco, para que sepa dirigirla siempre con santidad, para gloria y alabanza al PADRE.