Skip to content Skip to footer

Querida Virgen: a ti no te conocía. A la única virgen morena que conocí es a la Virgen de Guadalupe. Te pido que intercedas ante nuestro Padre, para que mi hermano Antonino se recupere totalmente de las drogas. Y se convierta en un católico de verdad, practicante, que Dios lo ilumine. Me encantaría que fuera sacerdote, pero no sé si es posible. Que pase algo en él y se convierta. Y te pido por mi familia y que no nos acerque nadie que nos pueda hacer daño y apropiarse de nuestra empresa. Sé que me lo vas a conceder, Madre querida. Tu hija.