Skip to content Skip to footer

Mi Morenita preferida entre todas las mujeres, intercede por nuestra empresa, que aparezca un contrato para que no sea el fin y cierre. Gracias, Madre mía, no nos abandones jamás en este valle de lágrimas. Sé que quien recurre a ti no queda sin consuelo, por eso te mando un gran beso de amor hasta que te vuelva a ver.