Skip to content Skip to footer

Madre mía! Una vez más he estado este fin de semana en el Santuario… qué gozada! me haces llenarme de alegría y paz. La convivencia ha ido muy bien… ha sido muy fructífera. Cada día te pido mi fidelidad… y te pido por todas aquellas intenciones que tiene el Santo Padre. Nunca me dejas, me cojo de tu mano Virgen fiel, ruega por nosotras, ruega por mi!