Skip to content Skip to footer

Madre mía me dirijo a ti para pedirte que me ayudes, ayúdame a sacar tiempo, ganas para estudiar todo lo que se me viene encima. Yo a cambio te prometo a ti y al Padre que, como él decía, una hora de estudio una hora de oración. Ayúdame Madre, ya sabes que tengo que aprobar todas porque mí madre no se puede permitir pagarme la carrera y necesito la beca. Ya sabes que yo pongo todo de mí parte pero ayúdame a poner más aún. Ya sabes que mientras estudio tengo un rosario en las manos en honor a ti. Madre, ayúdame a quererte más cada día y a superarme. Os quiero a ti y al Padre, esta humilde hija vuestra.