Skip to content Skip to footer

Madre, una vez más quiero pedirte perdón, así llevo 62 años, pidiendo perdón, tu sabes que te amo, y que te llevo en mi corazón, pero mi cariño a mis hijos y mi mujer junto con mi debilidad y cobardía me pierden. Te doy las gracias por ayudar a mis hijos y por permitirme una vez más sentir dolor de mis faltas y buscar el carril que tan a menudo abandono. Siento tener que andarlo solo, por mi culpa. Solo quiero Madre, que ésta vez no permitas que me pierda y continué hasta que Dios, Nuestro Dios me llame, no me dejes Madre, te lo ruego.