Skip to content Skip to footer

Hola Madrecita: Estoy con la pena de todos los cristianos de haber perdido un ser tan querido por todos los católicos, aunque con la alegría de tenerlo como intercesor ahora al lado Tuyo en el cielo. Dios se sirve de todo y vemos como es momento para nosotros de seguir esa labor que el Papa nos ha preparado, para acercar las almas a Dios y hacer mucho apostolado, hay mucha gente buena en este mundo. Ilumina a los Cardenales para que su decisión sea obra del Espíritu Santo y así estar protegida y cuidada esta familia que es la Iglesia.

Otra cosita por la que te escribo es por lo que te he pedido del vecino… También, porque tengo una amiga que le han aparecido unos bultos en la cabeza, te pido por ella, para que no sea nada cuando se los miren es muy buena y la necesitamos. Gracias madrecita.