Skip to content Skip to footer

El pasado fin de semana asistimos al Santuario mi familia y yo al completo: mi señora, mis hijas, mis padres, hermanos, sobrinos y cuñados. Fue una experiencia inolvidable, verte allí y poder estar contigo.
Ya estamos planeando el volver todos juntos, y te pido, madre, que hagas que siempre permanezcamos todos unidos, y que nos des la fe que nos falta, en especial a quien tu sabes. ¡Un beso enorme! Te queremos!