Skip to content Skip to footer

Madre Mía¡ Al fin, te puedo escribir en este día 30/03/05, después de haber estado toda la Semana Santa en tu casa de Torreciudad. Después de justamente una semana, te tengo que dar las gracias por haberme ayudado a dar un gran tirón en mi vida, ahora solo te quiero pedir que me tengas toda mi vida junto a Ti y tu Hijo, y me ayudes a llegar al cielo para encontrarme con Dios y mi padre. ERES LA MEJOR, MADRE!