Skip to content Skip to footer

¡Hola Virgen de Torreciudad! Te escribo porque tenía que contarte una cosa… un milagro que hizo san Josemaría con mi hermano pequeño. Nació con un par de enfermedades en los pulmones, no veían muy claro lo que pasaría, y mi abuela y mi tía le pusieron una estampa de san Josemaría y empezaron a rezar. A la mañana siguiente a mi hermano le había desaparecido la enfermedad. ¡Muchísimas gracias! Ahora, es mi ahijado.