Skip to content Skip to footer

Mi hija ha partido hoy para Alemania, para seguir rezando hora a hora, minuto a minuto, ya que su ojo no se apartará del microscopio, buscando una sal. Cuando llegue a su destino le estarán esperando, como esperaban Marta y María en Philadelphia. ¿Sabes Madre una cosa?… lleva una cajita de hojalata, donde antes su madre guardaba cromos, la lleva repleta de estampitas, por supuesto la tuya y la del Padre también. Pero lo mejor que lleva, según ella, en el corazón, dicho por ella antes de emprender el vuelo, es…. la presencia de Dios, la constante presencia de Dios, esa que el Padre tanto decía que se llevara puesta y que se tuviera en cuenta.