Skip to content Skip to footer

Queridísima Madre:
El miércoles que viene salgo de mi ciudad para ir a pasar la Semana Santa allí en tu Santuario. ¡Qué ganas madre de estar ahí contigo!
Madre, lo que tu ya sabes no va bien, por favor, sigue pidiéndoselo a tu hijo. Gracias