Skip to content Skip to footer

Gracias Virgen de Torreciudad, que sin ser digno de que me escuches, has intercedido por mi; gracias a San Josemaría que ha sido, es y será siempre el vínculo y el intercesor ante Ti y tu Hijo, y gracias a la Obra que me ha hecho ahondar más en mi Fe y a darme cuenta que pese a mis limitaciones como buen cristiano, siempre tendré la ayuda del Señor, su Madre y de San Josémaría para seguir adelante con mi enfermedad pensando que es una prueba del Señor para comprobar la seguridad que en El tengo. Gracias Madre mía por todo lo que me das sin merecerlo.