Skip to content Skip to footer

Doy permanentes gracias a Dios por haber tenido la oportunidad de conocer el Opus Dei. Ha sido y es el camino que me acerca en todo momento al Señor. La Virgen Santa me lleva de la mano por los arduos caminos e este mundo.