Skip to content Skip to footer

Estuve Madre en Tú torre, pendiente de cosas que ver y atender; pero no pendiente de lo más importante, que te iba a ver. Sí descubrí Madre que me falta fe, me dices sigue luchando y eso haré. Luchando contra mi soberbia y mi tibieza Madre, con Tú ayuda lo conseguiré.