Skip to content Skip to footer

Hace años estuve en una convivencia, coincidiendo con el día del Corpus. Tuve la ocasión de llevar el palio con el Señor por la explanada, recibí muchas gracias y en cuanto pueda volveré a repetir otra vez la experiencia. Dios mediante, este año, iré para la Jornada de las familias y quiero llevar un amigo para que nuestra Madre del Cielo lo acoja en su corazón y se convierta, hasta pronto.