Skip to content Skip to footer

Madre, me encanta poderte mandar de vez en cuando un mail.
Mañana, pequeña, me dan las notas de selectividad. Porfa, acuérdate y recuérdaselo. Anda madre , tu que conseguiste que nuestro Señor adelantase la conversión del agua en vino dale «la lata» para que la saquemos guay. También te pido por las de Medicina que tienen mañana un examen.
Madre, te encomiendo dos confesiones, ya llevo unos meses intentándolas pero se me olvidaba lo más importante que era pedíroslas. SEÑORA, recuérdame que sólo soy instrumento!!!! Bueno, peque, ya te contaré como han ido. TE QUIERO