Skip to content Skip to footer

Hace ya mas de 10 años que no voy y en este tiempo, cada domingo que voy a Misa y veo el confesionario vacío… ¡como hecho de menos aquellos 40 confesionarios y aquellos sacerdotes siempre tan dispuestos a confesar!!!
Ánimo a todo los que haceis de Torreciudad el hogar de María con las puertas siempre abiertas