Skip to content Skip to footer


hace un año que Dios nos permitio realizar un sueño acariciado durante años conocer torreciudad ,pero nunca me imagine que iría a entregar a mi hijo a Dios, ahi se quedo en el seminario de Bidasoa y ahi a ese lugar santo y hermoso fuimos a dar gracias al Señor a la sma. Virgen y a nuestro padre por habernos enseñado el camino del Amor.
Fue maravilloso estar ante la Viegen de Torreciudad ,a la que queremos mucho y veneramos desde aqui de México.