Skip to content Skip to footer

Me gustaría agradecer a todas las personas que trabajan en el Santuario la dignidad en la liturgia que he podido vivir en esta Semana Santa pasada, por lo bien que pudimos vivir, mis amigos y yo, la Misa y lo agradable que fue poder rezar junto a la Virgen con aquella paz y serenidad. Gracias y a seguir así.