Skip to content Skip to footer

Madre mía, mi madre llega hoy desde Madrid a pedirte tantas cosas. Ya que tu eres mi madre del cielo, que se venda el piso y que podamos mudarnos a la casa nueva. Te pido también por la salud de Guille -su rodilla- y por la salud de mi hijo que está por nacer en septiembre. Gracias, Madre mia del cielo.