Skip to content Skip to footer

Oh madre, haz que la fe de unos no interceda en la fe de otros. Que todos seamos iguales ante los ojos de Dios, sea cual sea nuesta creencia y nuestras convicciones, politicas, sexuales y religiosas. Así sea.