Skip to content Skip to footer

¡Madre! Gracias por todas las cosas buenas que me has dado. En serio, te quiero mucho. Ahora te voy a pedir algo, que aunque sé que es muy difícil, sé que Tú puedes y que si se lo pides a Jesús, Él, te hará caso. Pideselo de mi parte. Dile que tengo Fe de niño pequeño en este tema. Díselo todo. Y además es lo mejor para mi madre que esta enferma. Es lo mejor para ellos. Madre en quince minutos pasará. Te lo pido con todo mi amor y todo mi pobre corazón. Voy a cambiar muchas cosas y este sería un paso importante. Ayudadme. Te quiero Madre.