Skip to content Skip to footer

Madre, al leer tu libro de visitas me conmociono y me doy cuenta de cuanto te necesitamos tus hijos aqui en la tierra. Por eso, yo quisiera pedirte por todos tus hijos que te rogamos por nuestras necesidades, por los que miramos al cielo con la fe de que tu estás ahí. Me alegra ver que todavía somos muchos los que te queremos, te confiamos nuestras oraciones, te prestamos devoción…
Danos, Madre, a todos la esperanza y la paz. Asi sea,