Skip to content Skip to footer

Querida Madre, te he pedido cosas desde que tenía 9 años y te vi por primera vez. Ahora, con 25 años, te doy gracias por todo lo que me has dado; mi matrimonio, mi carrera…. sólo te pido otra cosa, que nos des a Diego y a mi los hijos que puedas, y que deseamos. Por ello seguiremos rezando. Te veremos pronto.