Skip to content Skip to footer

Madre mía, gracias porque ayer fue un buen día, gracias porque parece que las cosas van un poco mejor y ayúdanos a que mejoren cada día más. Ponle delante esa persona que te pido todos los días, que no se la lleve de casa, que sea como nuestro hijo. Gracias por la operación de Maria y que todo termine felizmente. Ilumina a mis hijos, que tomen decisiones correctas. Ayuda a todos los que cada día confían en ti, y ayuda a los que no confían. Te vendrá a ver pronto.