Skip to content Skip to footer

Virgen de Torreciudad, empiezo hoy mi nueva aventura. En tus manos me abandono para que todo vaya lo mejor posible, y que consiga de una vez por todas, encontrarme a mí misma. Te quiero con locura.