Skip to content Skip to footer

Madre mía: Tu que eres Madre y no nos abandonas, te pido que te compadezcas de mi marido y les saques pronto del apuro en que esta metido. Te prometo ir a agradecértelo personalmente con toda mi familia. ¡Madre, no nos abandones! Te necesitamos más que nunca.