Skip to content Skip to footer

Madre de Torreciudad, te pido por las vocaciones de sacerdotes y de gente dedicada a la vida consagrada. También te pido por esa otra vocación que tanto estamos esperando. Tú lo puedes todo. ¡Hazte ver, Madre!